Solicita información
Volver

Nuevo curso, nuevos retos solidarios

Campus solidario, el proyecto de Fundación UNIR, celebra su primer año de existencia con 16 cursos impartidos en nueve países.

Hasta 625 alumnos han pasado por las aulas de Campus Solidario, la iniciativa de Fundación UNIR que se creó para involucrar a la comunidad universitaria en la construcción de una sociedad mejor.

Lo consiguen poniendo a disposición de los colectivos más necesitados un grupo educativo solidario, esto es, un grupo de profesores voluntarios, que son liderados por uno de ellos. El grupo puede estar formado, por ejemplo, por universitarios cuyo trabajo desinteresado es coordinado por un profesor.

Apoyado en la plataforma tecnológica de UNIR

Al capital humano Campus Solidario suma la plataforma tecnológica. La infraestructura técnica de la Universidad Internacional de La Rioja es el sostén de la comunidad universitaria y además el vehículo por el que discurre esta iniciativa, que ha llegado a nueve países en vías de desarrollo y a colectivos de personas con dificultades en España.

La clave reside en que las clases se celebran siempre en tiempo real. Alumnos y docente pueden verse las caras mientras interactúan a uno y otro lado del ordenador. No sólo eso, también pueden chatear entre sí y mostrarse documentos.

Herramienta de trabajo para ONGs

Más allá de la función educativa de Campus Solidario, los voluntarios fomentan la formación continua de las organizaciones no gubernamentales que, en no pocas ocasiones, se encuentran con dificultades para tejer una red sólida de enseñanza online.

La organización beneficiaria del proyecto tiene que aportar la infraestructura básica para que las clases puedan impartirse, así como un tutor local. Será la persona que acompañe físicamente a los alumnos, beneficiarios finales del proyecto. Si bien no se le exige un currículum de experto en la materia, este tutor sí que ha de mostrar habilidades en coaching básico. De esta forma se garantiza un fluido desarrollo de las clases.

Sus datos hablan por sí solos. Con un 58 por cien del alumnado, Campus Solidario se compone, en un 28 por ciento por profesores, un 12 por ciento de amigos de UNIR, y un 2 por ciento de empleados.

El voluntario viajero

Sin moverse del ordenador, cada uno de los 367 voluntarios que colaboran con la iniciativa han llegado ya a países como El Salvador, Paraguay, Perú, Ecuador, Colombia, México, Bolivia, Argentina.

Pero la misión de Campus Solidario no se queda aquí. Para todo aquel que lo desee hay otras oportunidades de voluntariado, tanto virtual como presencial. Áreas como acompañamiento a enfermos de cáncer y sus familiares, voluntariado hospitalario, ocio y tiempo libre con discapacitados, residencias de personas mayores, apoyo a personas sin hogar, mujeres embarazadas en situación de crisis, o fomento del éxito escolar en las escuelas.

Campus Solidario extenderá pronto su red para ayudar a maestros rurales en El Salvador, y trabaja ya en otros proyectos como programas de educación de niños en barrios desfavorecidos de Argentina, discapacitados físicos y orgánicos en España y muchos más de los que os seguiremos informando. Si estás interesado en formar parte de Campus Solidario puedes hacerlo aquí.

alumnos-unir2

Así es cómo estudian nuestros alumnos en UNIR

alumni-ecuador2

Nuestros egresados te cuentan su experiencia: UNIRalumni

Esta es la universidad UNIR en Ecuador

UNIR en Ecuador, la Universidad en Internet