Acceso estudiantes
Volver

¿Qué es un modelo educativo y qué tipos existen?

También denominado modelo de enseñanza o modelo pedagógico, el modelo educativo es la recopilación de propuestas que sirven para orientar a los docentes en el proceso formativo a aplicar.

La educación es algo esencial para la humanidad y no debe improvisarse. Las instituciones formativas requieren de un modelo educativo que defina la planificación de los saberes a impartir y los procesos de formación que se aplicarán para que los estudiantes adquieran conocimientos.

¿Qué es un modelo pedagógico o educativo? Consiste básicamente en una recopilación o síntesis de teorías y enfoques pedagógicos que ayudan a los profesionales de la educación a realizar sus programas de estudios, y en la sistematización del proceso de enseñanza y aprendizaje. También conocido como modelo de enseñanza, incluye la teoría, los procedimientos y los instrumentos que servirán de referencia para señalar cuáles son métodos de enseñanza que se consideran más adecuados y los medios a utilizar para alcanzar el logro de determinados objetivos.

Al conocer el modelo educativo que deben aplicar, los maestros pueden saber cómo operar un plan de estudios para convertirlos en una planeación didáctica. Se generarán de esta manera mejores resultados en el aula.

Características de los modelos pedagógicos

Los modelos pedagógicos, fundamentales en el desarrollo educativo de nuestro país, Ecuador, son sistemas integrados que abordan la enseñanza y el aprendizaje desde perspectivas holísticas y adaptativas. En ellos, se prioriza la interacción del estudiante con su entorno, fomentando un aprendizaje significativo y contextualizado.

Estos modelos se caracterizan por su flexibilidad y capacidad de adaptarse a las necesidades individuales de cada alumno, respetando sus ritmos y estilos de aprendizaje. Además, incorporan enfoques innovadores que aprovechan las nuevas tecnologías, haciendo del proceso educativo una experiencia más interactiva y dinámica. La inclusión y la diversidad también son pilares fundamentales, asegurando que todos los estudiantes, independientemente de sus condiciones particulares, tengan igualdad de oportunidades para aprender y desarrollarse.

6 principales tipos de modelos educativos

En un mundo en constante cambio como el actual, la educación no puede permanecer inmutable. Por ello, es normal que a lo largo del tiempo el modelo educativo a aplicar en las instituciones dejase de ser único y aparecieran nuevos tipos para responder a las necesidades que fueron surgiendo y a los cambios que experimentó la sociedad.

Entre las diferentes tipos de modelo educativo, destacan estos seis:

1. Modelo tradicional de enseñanza

Es el más antiguo y parte del principio de que los docentes tienen que transmitir ciertos conocimientos, mientras los estudiantes mantienen un comportamiento pasivo. En este enfoque los maestros se aferran a un rol protagónico y se espera que encuentren la manera de que los alumnos aprendan, como si únicamente dependiera de ellos.

Uno de los problemas que enfrenta este enfoque es que no contempla las innovaciones tecnológicas actuales, muy útiles para mejorar la calidad de la educación. Además, tiende a ser poco flexible y hace que el alumnado solo obedezca órdenes, algo que choca con la mentalidad de las nuevas generaciones.

2. Modelo conductista

Basada en la escuela psicológica del conductismo de Burrhus Frodeloederic Skinner, trata de identificar las capacidades de los alumnos para, en función de ellas, establecer ciertos objetivos que permitan ver hasta dónde puede llegar en el proceso del aprendizaje. Este enfoque explota la repetición de ciertas actividades, y utiliza estímulos y refuerzos secuenciados administrados por el maestro. El estudiante no es un espectador pasivo en este esquema, ya que se busca que aprenda haciendo las cosas de forma reiterada.

escuela 1

3. Modelo constructivista

Muy utilizado entre las instituciones de educación hoy en día, busca respaldar a los alumnos para que puedan construir sus propios conocimientos de forma gradual, sin ser transmitidos por el docente. El error se considera como algo necesario, ya que este también aporta saberes y en muchas ocasiones se puede considerar como un momento creativo.

Aquí el maestro es un profesional autónomo que debe reflexionar sobre su práctica e identificar las necesidades del estudiantado, impulsado el pensamiento crítico, creativo y reflexivo. A su vez, usará los fallos que detecte como un indicativo de la necesidad de modificar el proceso.

4. Modelo proyectivo

Explota la idea de que la enseñanza debe basarse en la creación de proyectos o investigaciones. De esta forma, al elaborar el trabajo que le encarga el profesorado, el estudiante adquirirá el conocimiento de forma autónoma y gracias a la experiencia. En este caso, el docente es un facilitador que, a través de una propuesta, abrirá el camino a sus alumnos para que persigan sus intereses y aprendan.

5. Sunbury

Este tipo de modelo educativo le otorga un papel protagónico al estudiante. Él es libre de decidir qué es lo que le interesa aprender y en qué profundidad quiere hacerlo; la idea fundamental es que satisfaga sus necesidades educativas únicas.

Por su parte, el docente solamente acompaña al alumnado durante el aprendizaje, por lo que se convierte en una especie de consejero que lo guía, pero no puede imponer nunca su voluntad o señalarle irrevocablemente qué camino debe tomar. Además, como lo que se va a estudiar no depende del profesorado, no existen programas formativos.

6. Ruta Pedagógica 2030

En Ecuador, el Ministerio de Educación, en colaboración con la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), se propuso en 2020 elaborar un nuevo modelo educativo que denominó Ruta Pedagógica 2030. Esta propuesta plantea un modelo flexible en el que la actividad conjunta basada en la indagación ocupa una posición central, ya sea a través del aprendizaje por proyectos, el aula invertida o el aprendizaje experiencial.

En cuanto a los enfoques, esta propuesta enfatiza la ciudadanía global, la inclusión, la interculturalidad y los derechos humanos.

El listado con los distintos tipos de modelo educativo podría seguirse alargando, ya que existen otras alternativas que fueron apareciendo a lo largo de la historia: Waldorf, Montessori, Flipped Classroom, Mindfulness, Singapur… Estudiar una Maestría en Tecnología e Innovación Educativa, como la que ofrece UNIR Ecuador, permitirá a los docentes conocer como aplicar esta clase de metodologías innovadoras y les ayudará a desarrollar las competencias didácticas y organizativas para el aprendizaje individualizado.

A la hora de escoger el mejor enfoque es muy importante tomar en cuenta las necesidades de los alumnos, que no siempre son las mismas: un modelo que funciona bien para algunos puede no ser lo más efectivo para otros.

    Noticias relacionadas

    Niños de escuela primaria del método Waldorf divirtiéndose en clase

    Método Waldorf: qué es, ventajas y aplicaciones en el aula

    Exploramos el método Waldorf, una estrategia pedagógica diseñada para alinearse con los ritmos naturales de aprendizaje del niño, poniendo especial énfasis en las actividades manuales y artísticas como pilares fundamentales para su desarrollo integral.

    flipped classroom

    Flipped classroom: ¿qué es el modelo de aula invertida?

    Flipped Classroom es un modelo pedagógico también conocido como aula invertida. Ha cobrado importancia en los últimos años y con él se aprende haciendo y no memorizando.

    ¿Qué es la innovación educativa y cuál es su importancia?

    La innovación educativa busca el aprendizaje de forma original a través de actividades diferentes y creativas que despierten el interés y la conexión con el alumnado.