Solicita información
  • Inicio
  • Noticias
  • Diego Cadena, el policía que combate la delincuencia de día y estudia por las noches en UNIR para superarse en su carrera
Volver

Diego Cadena, el policía que combate la delincuencia de día y estudia por las noches en UNIR para superarse en su carrera

A sus 35 años ha comenzado a estudiar una carrera universitaria online en Criminología en UNIR. Esta modalidad le ha permitido compaginar sus estudios con su labor policial y su vida familiar junto a su esposa y a su hija.

Desde muy pequeño, Diego Cadena sabía que quería seguir los pasos de su papá. Soñaba con ser un miembro de la Policía Nacional. Admiraba su tenacidad y la entrega que ofrecía al servicio a la comunidad. Siempre escuchaba las historias de hazañas de su padre, como la vez que capturó en 1986 al asesino serial Daniel Camargo, el también llamado “el monstruo de los manglares”.

Cuando se graduó del colegio se enlistó en la Policía Nacional, fuerza en la que trabaja desde hace 14 años. En sus primeros años estudió una Tecnología en Policía Judicial e investigación en la Escuela Superior de la Institución. Pero con el transcurso del tiempo se dio cuenta de que le hacían falta más conocimientos que le permitiesen crecer profesionalmente. Además, ese reciclaje de formación permitiría enfrentar de mejor manera los crímenes en las calles.

Por este motivo, a sus 35 años ha comenzado a estudiar una carrera universitaria online en Criminología en UNIR. Esta modalidad le ha permitido compaginar sus estudios con su labor policial y su vida familiar junto a su esposa y a su hija.

En la siguiente entrevista, Diego nos cuenta cómo ha sido su experiencia como policía y ahora como estudiante de la universidad.

– La Policía Nacional se enfrenta a diario a escenarios delicados y peligrosos ¿Cómo ha sido su experiencia combatiendo a la delincuencia?

-Llevo muchos trabajando en el Grupo de Operaciones Motorizado (GOM) por lo que he tenido que enfrentar muchos actos criminales que ponen en riesgo la vida de mis compañeros y la mía. Uno de los eventos que más recuerdo fue en 2006 cuando una banda armada robó Pronaca, empresa productora y distribuidora de alimentos.

Apenas llegamos al lugar del hecho, los delincuentes nos recibieron con una balacera. Uno de nuestros compañeros resultó herido. Cuando decidieron irse a la fuga, nosotros los seguimos como lo determina nuestras funciones.

Durante la persecución, los ladrones seguían lanzando tiros y botaban fundas en las que habían guardado todo el dinero. Finalmente, logramos capturar a algunos de ellos, lo que nos permitió llegar al líder de la banda dedicada a robar bancos, Colón Pico.

En los momentos en los que llevamos adelante el operativo mi mente estaba concentrada en capturar a los maleantes, pero cuando acabó fui consciente del peligro que corrí. Los riesgos son nuestro pan de cada día, pero los momentos dolorosos también.

-¿Qué eventos dolorosos ha debido afrontar?

-Bastantes, pero recuerdo uno en especial. En abril de 2018 nos llamaron por radio patrulla para dar apoyo en un incendio en el sur de la ciudad de Quito. Cuando llegué al lugar vi un escenario terrorífico. La discoteca Factory se había encendido en llamas durante un concierto de rock y una fiesta de menores de edad que se celebraba en el mismo local. Ese día estuvieron alrededor de 300 personas.

Tengo grabado en mi mente las imágenes de personas encendidas en llamas que salían corriendo del lugar pidiendo auxilio. A nosotros nos entregaron extintores e intentamos con mucho esfuerzo ayudar a la mayor cantidad de personas. Cuando se detuvieron las llamas, después de largas horas, entramos al lugar y vimos cuerpos calcinados y gente desesperada buscando a su amigos y familiares.

Esa noche llegué a mi casa desolado, tiré a la basura el uniforme pues tenía un fuerte olor a humo y besé a mi esposa y a mi hija.

-Con tantos momentos difíciles, ¿alguna vez se ha arrepentido de haber elegido ser policía?

-Ni un solo momento. Hay días dulces y otros salados. Pero siempre tengo la satisfacción de que estoy contribuyendo a la sociedad. Luchar contra la delincuencia es una tarea titánica y nuestro deber es hacerlo lo mejor posible. Hace algunos años tuve la oportunidad de asistir a un diplomado en Criminología y entendí que la formación es clave para resolver y enfrentar los crímenes en las calles. Por este motivo, ahora me encuentro estudiando el Grado en Criminología en la UNIR.

-¿Cómo ha sido su experiencia estudiando en modalidad online en UNIR?

-Muy buena. Como policía tengo un horario muy apretado. Trabajo 12 horas al día, 11 días seguidos y tengo tres de descanso. Si no fuera por la UNIR en este momento no podría continuar con mis estudios, que para mí se ha convertido en un pilar fundamental en mi carrera profesional.

La metodología online me permite conectarme en cualquier momento del día. Por las mañanas me dedico a mi labor policial y por las noches, cuando llego a casa, me dedico a estudiar.

-¿Qué conocimientos adquiridos en UNIR han potenciado su labor policial?

-Todos. He aprendido sobre Derecho, Psicología criminal, Medicina legal y Forense, Teorías criminológicas, Sociología criminal, Antropología social. Esto me ha permitido entender mucho mejor el contexto en el que se dan los actos criminales y ahora me siento mucho más capaz de proponer las soluciones más adecuadas para combatir la delincuencia.

Actualmente, mi tarea como policía es patrullar las calles, realizar operativos antidelincuenciales y auxiliar a los ciudadanos que se encuentran en peligro. Pero en un futuro cercano me gustaría dedicarme de lleno a la investigación de muertes violentas, extorsiones y desapariciones.

Estoy convencido que para poder desempeñar estas funciones con eficiencia requiero de conocimientos especializados como los que ahora estoy adquiriendo en UNIR.

alumnos-unir2

Así es cómo estudian nuestros alumnos en UNIR

alumni-ecuador2

Nuestros egresados te cuentan su experiencia: UNIRalumni

Esta es la universidad UNIR en Ecuador

UNIR en Ecuador, la Universidad en Internet