Acceso estudiantes
  • Inicio
  • Noticias
  • Habilidades de liderazgo: ¿cuáles son y por qué son importantes?
Volver

Habilidades de liderazgo: ¿cuáles son y por qué son importantes?

Las habilidades de liderazgo incluyen elementos esenciales para inspirar equipos, fomentar la colaboración y alcanzar objetivos organizativos como son la comunicación, la empatía y la motivación.

Líder del equipo de negocios

El éxito de una empresa depende en gran medida de sus trabajadores. Estos, para poder dar lo mejor de sí, deben a su vez estar liderados por jefes que cuenten con habilidades de liderazgo que les permitan ser capaces de llevar las riendas del equipo y guiarlo con determinación y entusiasmo, generando una influencia positiva.

Generalmente los líderes de equipo son personas que poseen soft skills que les ayudan en la gestión de sus equipos —para intervenir desde en las operaciones diarias hasta garantizar que los trabajadores reciban apoyo para alcanzar sus objetivos— y, además, cuentan con estudios como un MBA online (reconocido por la SENESCYT) que les permiten mejorar en su papel de gestores y guías.

¿Qué es un líder?

Un líder es aquel que guía a un equipo para lograr un objetivo específico. Para esto se vale de la aplicación de alguno de los modelos existentes de liderazgo en las organizaciones  para crear un entorno laboral colaborativo y dirigir el camino que recorrerá un proyecto o programa específico.

Entre las funciones de un líder están también el reparto y organización del trabajo, supervisar los avances, gestionar los proyectos y gestionar los equipos según sea necesario. Por eso es habitual que actúen como coach o mentores con sus trabajadores con el objetivo de fomentar un mejor clima laboral.

A menudo se suele confundir esta figura con la del gerente de proyectos, pero existen diferencias entre ambos roles. Si bien el gerente se encarga de principio a fin de un proyecto para alcanzar objetivos, no entra dentro de sus funciones la gestión y motivación de personas, como es el caso del líder del equipo; en la práctica, en muchas ocasiones una misma persona suele desempeñar ambas funciones

Así, las responsabilidades principales de un líder son:

  • Darle seguimiento a los avances del proyecto.
  • Organizar las tareas.
  • Informar al equipo de los objetivos y el estado de su consecución.
  • Liderar con el ejemplo.
  • Asignar y manejar recursos.
  • Gestionar y dar solución a los problemas que surjan.
  • Motivar al equipo para alcanzar sus objetivos, ayudarles a reforzar sus fortalezas y superar sus puntos débiles.

Podemos distinguir varios tipos de liderazgo y algunos ejemplos de ello:

  • Liderazgo laissez-faire. Es un tipo de líder poco intervencionista que parte de la premisa de que los trabajadores conocen su labor y tienen las competencias para desempeñarla correctamente.
  • Liderazgo autocrático. Se da cuando un solo individuo asume todas las decisiones y sobre sus hombros recaen todas las responsabilidades.
  • Liderazgo transformacional. Son líderes que buscan las transformaciones en la empresa y en los trabajadores. Están en constante innovación.
  • Liderazgo transaccional. La función de este líder es crear un sistema de recompensas que premie a los trabajadores por su desempeño y los incentive a cumplir sus objetivos.
  • Liderazgo colaborativo. Se basa en el trabajo conjunto de los líderes de una empresa a la hora de tomar decisiones y trazar el futuro de la misma.
  • Liderazgo democrático.

Icono de liderazgo en vector

Las principales habilidades de un líder

El liderazgo es una de las más destacadas cualidades de un líder; sin embargo, tiene otras como:

  • Comunicación. Esta es una de las cualidades más necesarias para un líder, ya que debe ser capaz de expresarse con claridad y exactitud y saber escuchar. Aquí, además de la comunicación verbal entra la no verbal, reflejada en el lenguaje corporal y las expresiones faciales.
  • Creatividad. Habilidad clave para desenvolver trabajos con originalidad y éxito, además de proponer soluciones creativas para hacer frente a contratiempos.
  • Empatía. Emplear la inteligencia emocional para saber ponerse en el lugar de otros ayuda a comprender el trabajo realizado y, en base a esto, las necesidades y preocupaciones.
  • Trabajo en equipo. Liderazgo y trabajo en equipo van de la mano. Ambos contribuyen a impulsar la productividad, la innovación y laboral en un entorno agradable donde se comparten visiones y valores.
  • Gestión. Un equipo tiene que saber hacia dónde debe orientar su trabajo, conociendo los objetivos y prioridades en cada etapa. Para eso el líder debe convertirse en coordinador y gestor.
  • Resolución de problemas. Si bien se trabaja por realizar proyectos sin interrupciones, es inevitable que surjan problemas y contratiempos. El líder debe saber sobreponerse con rapidez y transmitir confianza, así como las claves para superar con solvencia los inconvenientes.
  • Delegar. Es imposible abarcar todos los aspectos; por eso los buenos líderes saben delegar. La delegación es parte de esa faceta de coaching que el líder realiza y le ayuda a los miembros del equipo a desarrollarse profesionalmente.
  • Gestión del tiempo y los recursos, tanto materiales como inmateriales, relacionados con el trabajo de los miembros del equipo. Algo importante si los miembros trabajan en varios proyectos simultáneamente.
  • Pensamiento crítico. Los líderes del futuro aplican habilidades relacionadas con el pensamiento crítico y analítico para poder estudiar, entender y evaluar procesos y así tomar decisiones acertadas para cumplir los objetivos.

El Máster en Dirección y Administración de Empresa (MBA) de UNIR proporciona las habilidades necesarias para saber cómo responder a las necesidades de las empresas en su camino hacia su transformación, abarcando áreas más allá de la gestión de proyecto y equipos, como las finanzas, recursos humanos o marketing.

La importancia del liderazgo y en el trabajo en equipo

El liderazgo organizacional y el trabajo en equipo son dos elementos fundamentales que juegan un papel crucial en el logro de objetivos y alcanzar el éxito a largo plazo. Su combinación permite potenciar el rendimiento de proyectos, dentro de un entorno donde los trabajadores pueden alcanzar su máximo potencial y aplicarlo a su rendimiento como equipo superando las individualidades.

El trabajo en equipo es básico para una organización y éste, a su vez, depende en gran medida de un buen liderazgo. Así, repercute en su coordinación y organización (estableciendo objetivos y asignando tareas); en saber resolver posibles conflictos y contratiempos o en motivar a todos los miembros de un equipo, potenciando las capacidades de cada uno. El liderazgo también es clave para la toma de decisiones, la gestión emocional y fomentar la colaboración entre todo el equipo.

Concepto de negocio de trabajo en equipo y liderazgo

Claves para mejorar las cualidades de líder

Para liderar eficazmente se deben desarrollar competencias relacionadas con el trabajo en equipo con las que obtener los objetivos preestablecidos. Algunas son:

Formarse en competencias claves

Los líderes deben mantenerse al día en las tendencias de los temas que lideran. Algo fundamental para perfeccionar sus habilidades y ayudar al equipo a seguir aprendiendo.

Estudiar coaching

El coaching está enfocado en el autoconocimiento, para conocer fortalezas y debilidades. Con esto se pueden desarrollar mejor las habilidades de liderazgo y ayudar a los miembros del equipo a alcanzar su desarrollo personal y profesional.

Mejorar las habilidades digitales

Las empresas que mejores resultados consiguen son aquellas que se han transformado digitalmente y han aprovechado la digitalización para incrementar su productividad. Por eso los líderes deben abanderar estos cambios y aprovecharlos para impulsar la capacidad de sus trabajadores y mejorar los procesos.

Aprender sobre mediación y resolución de conflictos

Saber cómo afrontar situaciones conflictivas es un elemento primordial del liderazgo. Es ideal tener buen manejo de estas situaciones para poder adelantarse a ellas, evitando que se den  problemas y tensiones entre los miembros del equipo, o en caso contrario saber cómo gestionarlas y alcanzar una pronta resolución.

Conocer a los miembros del equipo

Conocer a la gente que forma los equipos no solo para saber cuales son sus fortalezas y limitaciones, sino para tener claro en quién y cuándo poder delegar. Esto no solo ayuda al equipo a ser más autónomo, sino a describir futuros líderes de equipos y ser más independiente para dedicarse a otras funciones.

Las habilidades de liderazgo definen el éxito de una organización a través de sus equipos. Por esto, un líder efectivo debe poseer conocimientos especializados en su área, pero también habilidades que le permitan guiar, motivar y desarrollar a su equipo.

    Noticias relacionadas